Seleccionar página

 ¿Asocias el dinero con maldad?

¿Rechazazo al dinero?
¿Niegas  algo que es importante para ti, pero que en cierta manera te da vergüenza?

Es fundamental que te seas fiel a ti misma y te aceptes como eres, incluyendo esas pequeñas cosas que te dan algo de vergüenza. Esto es especialmente importante cuando hablamos de las cosas que te motivan a hacer algo o de tus principales valores. Muchas veces tenemos la creencia de que tus valores o motivos para hacer algo tienen que ser completamente altruistas y si no es así, es que eres una egoísta o una mala persona. Y acabas haciendo elecciones que no te hacen sentir realizada porque en el fondo no es lo quieres.

coches

Un ejemplo puede ser el no reconocer que  uno de tus motivadores  es el dinero, porque temes quedar mal y preferirías que fuera el servicio a los demás, por ejemplo. O bien,  negar la importancia que tiene para ti el estatus, el ser reconocida profesionalmente. Negar algo que para ti es importante solo te perjudica, es importante aceptar las cosas y darles el valor y la importancia que se merecen, solo porque para ti son importantes.

No hay nada malo en querer ganar un buen sueldo, en querer tener una vida con lujos, en querer que tu profesión sea reconocida socialmente.

Acepta lo que quieres, lo que te motiva y tomarás decisiones más acertadas y te sentirás mucho más satisfecha con tus logros.

Hemos instaurado en nuestra mente muchas creencias que nos hacen daño y nos limitan y en concreto, con respecto al dinero.

Sobre este tema se puede escribir hasta la saciedad y no acabar nunca. El dinero es un tema espinoso para muchas personas porque desde pequeños  puede que lo asociemos  con cosas negativas o con escasez. 

pareja“El dinero no crece en los árboles”,
“Nadie se hace rico trabajando honradamente”,
“El dinero se te sube a la cabeza”,
“La gente con dinero no tiene principios”
“la avaricia rompe el saco” y un largo etcétera.
“cuando el dinero entra por la puerta, el amor sale por la ventana”

El problema de este tipo de creencias, como pasa siempre, es que te mantienen estancada en actitudes que boicotean  tu éxito de forma inconsciente. Tu puede que te digas que quieres ganar dinero, pero si en el fondo piensas que el dinero te hace mala persona, seguro que te quedarás como estás.

Es un tema en el que merece mucho la pena trabajar para cambiar creencias y liberarte de efectos como  envidias, sentimientos de culpa o gastos compulsivos. Hay que tener una cosa clara el dinero es un número, es un papel, es neutro.

El dinero no es bueno ni malo, las personas sí lo somos.

El dinero amplifica lo que eres. Si ya eres una mala persona (y te aseguro que hay muchas malas personas con poco dinero, ya tienes una creencia desmitificada) con más dinero serás peor. Pero, si eres una buena persona, honesta, generosa, imagínate lo que podrías hacer con más dinero, a toda la gente a la que podrías ayudar.

Los “problemas” de dinero, son el reflejo en acciones de tus actitudes, pensamientos y sentimientos; dado que lo que piensas determina lo que decides y lo que haces determina lo que obtienes, nadie más tiene un poder tan inmenso como tú, en lo referente a las situaciones financieras.

No te dejes vencer por ese tipo de creencias y cámbialas por otras que te beneficien más. El dinero te permite ayudar a más gente, eso es un hecho. Y sí, hay personas con mucho dinero, generosas, honradas y trabajadoras.  

Uno encuentra lo que busca, eso ya lo sabes, te desafío a que encuentres pruebas de que con el dinero se pueden hacer cosas buenas y seguir siendo una buena persona y que se puede ser honrado también.

¿Qué me dices? Déjame tu comentario.