Seleccionar página

¿Haces lo CORRECTO?

nO HAGAS

Muchas personas estamos acostumbradas a hacer  lo que otras  quieren que hagamos, o  hacemos lo que es correcto,  lo que nos  proporciona aprobación.

 Seguimos necesitando la aprobación de los demás, como cuando éramos niños, necesitamos que los demás nos escuchen, respeten y valoren.

  Cometemos el gran error de dudar de nosotros mismos y de nuestra valía, a  la espera de una buena palabra, de una sonrisa, una mirada aprobatoria que nos confirme que estamos haciendo lo correcto.

  ¡Que tontos, ya que es  lo correcto a los  ojos del otro!

¡Pero despierta!

 ¿Es lo correcto lo que tu quieres, lo que tu crees?

 ¿Eres tu realmente quien  esta  tomando la decisión sin esperar la aprobación y el criterio de otros,  aceptando y valorando  tu propio criterio?

  Si tu respuesta es SI, ¡Enhorabuena! ¡Has hecho un buen trabajo!.

  Si tu respuesta es NO: ¡a  espabilar y  a “trabajar en uno mismo”,  ya que quizás hagas feliz a otros, pero no a ti mismo! Y tal vez, ni siquiera eso¡

El amor al prójimo empieza por uno mismo,  solo entonces la entrega será voluntaria, auténtica y de corazón.  

Un buen comienzo para “creer en nosotros mismos” y ser fuertes es:

Conocernos y aceptarnos: ser conscientes de nuestras posibilidades y limitaciones, para que al abordar tareas o relaciones sepamos manejar unas expectativas realistas.

Ser sinceros con nosotros mismos: Si no reconocemos con honestidad nuestros puntos fuertes, cuando cometamos un error tenderemos a infravalorarnos y a conceder autoridad sobre nuestra  vida a aquellos que “saben mejor que nosotros” lo que necesitamos.

Atención a las señales de alerta:  Un síntoma de que nuestra  confianza se ha vuelto frágil es la presencia permanente de dudas, no solo sobre que o cómo hacerlo, sino también sobre los demás y su honestidad.

En vez de pensar, actúa.  Vive con dinamismo, opinando, eligiendo, felicitándote por tus capacidades, aceptando tu limitaciones, afrontando retos y riesgos con sensatez, manteniendo relaciones de calidad con una comunicación abierta, positiva y sincera.

¿Estas deacuerdo con lo que te digo?.

Déjame tus comentarios.