Seleccionar página

Creencias Potenciadoras o Limitantes…

¿Qué son las creencias?:

Una creencia es un  sentimiento de certeza sobre el significado de algo.

Es una afirmación personal que consideramos verdadera y absoluta.

Las creencias, que en muchos casos son subconscientes, afectan a la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás y de las cosas y situaciones que suceden en nuestro entorno.

La mayoría de las personas no se dan cuenta que el sistema de creencias  es algo exclusivamente personal y en muchos casos  diferente del de los demás. No tenemos la verdad absoluta,  no vivimos la realidad en si, sino una elaboración mental que hacemos de la misma.

A través de nuestras creencias y valores damos significado y coherencia a nuestro modelo del mundo, al que estamos profundamente vinculados.

Cuestionar una de nuestras creencias puede desestabilizar todo nuestro  sistema,  al afectar a aquellas otras que se derivan o están relacionadas con ella. Esta es la razón de nuestra resistencia a modificar alguna de nuestras creencias.

Las creencias se forman en parte a partir de nuestras experiencias personales. También vienen a partir de lo que nos han dicho,  de otras personas, educadores, padres, experiencias de nuestros padres, por los medios de comunicación o en el momento que algo nos ha sucedido muy fuerte y se ha producido una impregnación en nuestro consciente o en nuestro inconsciente.

Cuando una creencia se instala en nosotros de forma sólida y consistente, nuestra mente elimina o no tiene en cuenta las experiencias que no están acordes  con ella.creencias4

Las creencias son una fuerza muy poderosa dentro de nuestro comportamiento.

Si alguien cree que puede hacer algo, lo hará, y si cree que es imposible hacerlo, ningún esfuerzo por grande que éste sea logrará  que se pueda realizar.

Todos tenemos creencias que nos sirven como recursos y también creencias que nos limitan. Nuestras creencias pueden moldear, influir e incluso determinar y limitar  nuestro grado de inteligencia, nuestra salud, nuestra creatividad, la manera en que nos relacionamos, hasta nuestra felicidad o nuestro éxito.

Las creencias se han ido formando, ocupando un espacio, una energía, se han ido materializando dentro de nuestros conceptos más arraigados. Creencias a veces escondidas en nuestro inconsciente, y que están teniendo una repercusión extraordinaria en nuestras vida, y es difícil acceder a ellas.

Existen dos tipos de creencias:

Creencias generales y Reglas

Las primeras son generalizaciones que hacemos sobre la vida, el mundo, las personas, el dinero, etc.

Las segundas son pautas que rigen nuestro comportamiento.

Las creencias, pueden ser potenciadoras o limitantes.creencias

Las creencias potenciadoras,  nos ayudan y potencian la confianza en nosotros mismos y en nuestras capacidades, permitiéndonos afrontar con éxito situaciones difíciles.

Las segundas nos restan energía y nos inhabilitan para afrontar determinadas situaciones.

También puede ocurrir que nos cueste mucho esfuerzo aprender muchas habilidades, porque al adquirirlas fácilmente nos quitarían la razón a nosotros mismos (de esta forma confirmamos nuestra propia creencia).

Debemos conocer cuáles son nuestras creencias, cambiar aquellas que nos están limitando y resolver los conflictos que pueden existir entre distintas creencias.

La creencia tiene que ver con la educación, y la primera infancia, donde hemos creído prácticamente todo lo que nuestros padres nos han dicho. Es ahí donde se forman.

Si yo tengo dentro de mi una creencia de “La vida es dura”, de alguna forma yo estoy materializando o buscando en la vida dureza. Yo voy a convertir mi vida en algo difícil, porque debajo hay una creencia. Si crees que la vida es dura, tu vida será  dura. No  vas a encontrar gente con esta creencia y que su vida sea fácil.

Llevamos  a la realidad  lo que creemos.

El poder de la  mente es extraordinaria.  De una forma u otra, nos relacionamos con personas que nos confirman y vienen a ratificar lo que  hemos  creído desde pequeños.creenciaslimitantes

Estos son los Tipos de Creencias:

Creencias sobre la causa

Puedes tener creencias acerca de lo que causa algo. ¿Cuál es la causa de que no logre  perder peso ¿Cuál es la causa de que nunca tenga dinero? ¿Cuál es la causa de que me echen de los trabajos?.

La respuesta primera es la primera creencia. Por ejemplo en la primera pregunta podrías contestar: “Porque mi familia es propensa a engordar”. La palabra “porque” (explícita o implícita) suele indicar una creencia sobre la causa.

Creencias sobre el significado

Se pueden tener creencias sobre el significado ¿Qué significa que no tenga suerte en los negocios? ¿Qué significa que nunca tenga dinero?.  Lo que  respondas es otra creencia que estás teniendo.

Creencias de identidad 

Lo que asumamos como parte de nuestra identidad  ejercerá un impacto muy profundo en nosotros.

Si sólo escuchaste, “tu eres mala”, probablemente trataste de alcanzar tu modelo de bondad hasta un extremo que no dejases fluir tu vida. ¿y que es para ti ser mala? Contestar, gritar, decir lo que piensas, etc., y así no vives la vida tal y como es, sino desde el personaje que te crees. Pero todo lo que reprimimos en el inconsciente está queriendo todo el tiempo salir al exterior para descargarse, pero nuestra mente consciente lo impide mediante un tremendo esfuerzo.

Es muy importante resolver algo: encontrar  paz, entre lo que decimos y lo que hacemos.

Lo que expreso muestra lo que creo:

Desde el momento que soy capaz de escuchar cuando hablo, y darme cuenta, de que me estoy dando cuenta de cómo hablo, y cambiar mi manera de hablar, y que tomo conciencia de lo que lanzo al mundo, la paz entre lo que digo y lo que hago.

” no voy a poder”,  “va a ser difícil”,  “lo intentaré, pero”…, estas lanzando fuera  una energía, que va a materializarse en un acto muy concreto. Vas a convertir en realidad lo que has dicho.  Lo que pienso, lo que digo y lo que hago, está siendo la semilla de lo que voy a recoger. Es importante tomar conciencia, porque eso puede cambiar nuestra vida.puedo

Podemos  cambiar desde el momento, que podemos  localizar esos pensamientos que van contra nuestra  libertad.

Los conflictos internos adoptan muchas formas. Puede haber problemas de congruencia entre lo que deberías hacer y lo que quieres hacer. Por ejemplo, quizás pienses que deberías dejar las drogas porque es perjudicial para la salud, pero en realidad quieres seguir tomándolas porque es lo único que te hace ser rebelde de esta sociedad.

Las creencias “no puedo” son más difíciles de identificar que las “debería”, porque la persona se está diciendo: “Si quiero hacerlo, pero es que no puedo”. La persona parece ser perfectamente congruente (se lo parece sobre todo a ella misma), pero algo le impide hacer lo que quiere. Por lo general, a la persona le parece que es saboteada desde el interior (surge el “terrorista”). Las creencias “no puedo” suelen proceder de improntas inconscientes.

Origen de creencias puede ser  un acontecimiento del pasado significativo, a partir del cual te formaste una creencia o un conjunto de creencias. Lo más importante de las experiencias pasadas no es el contenido de lo que ocurrió, sino la impresión o creencia que la persona se formó a partir de esta experiencia.

Lo que tu eres como adulto depende en muchos aspectos de la incorporación de los modelos adultos con lo que te criaste.

Ejemplos de creencias limitantes:

  • Debo trabajar duro para ganar dinero
  • Los hombres no lloran
  • No tengo fuerza de voluntad para…
  • No soy capaz de …
  • La fidelidad está por encima de todo
  • Si intento montar mi propio negocio, puedo fracasar
  • Si fracaso seré el hazmerreír de todos
  • Todos los políticos son unos sinvergüenzas
  • Siempre que empiezo algo, no lo termino
  • Nunca tengo suerte con …
  • La letra con sangre entra
  • Quien bien te quiere, te hará llorar
  • Más vale malo conocido que bueno por conocer
  • Lo que duele, cura
Reflexionemos acerca de nuestras creencias. ¿nos están ayudando o entorpeciendo en nuestra eficacia personal? Es el momento de cuestionarlas y…

¿Cómo trabajar con las creencias?

1) Identifica una situación de dificultad en tu vida que deseas mejorar

2) Detecta la creencia que está detrás de esta actitud y deseas cambiar

3) Pregúntate con sinceridad: ¿es al 100% cierta esta creencia?

4) Piensa en cómo se ha originado dicha creencia

¿Has sido tú mismo, tu experiencia, la de  otros? ¿Quién o qué te hizo crear esta creencia? Si no lo sabes ni tienes ejemplos de tu vida para ilustrar esta creencia, seguramente se trate de una creencia irracional o inconsciente, sin ninguna fundamentación objetiva. Razón de más para desechar esta creencia.

5) ¿Qué beneficio secundario o invisible te aporta esta creencia?.

6) ¿Cómo eres, cómo actúas, cómo es tu vida cuando crees en esta creencia?.

7) Escoge una creencia potenciadora, contraria a la creencia anterior.

Crea una afirmación clara y concisa que te ayude a acercarte a tu objetivo.

8) Encuentra situaciones de tu vida que demuestren que esta nueva creencia tiene sentido.

Piensa en qué otros ámbitos o momentos anteriores de tu vida tu actitud correspondía con esta nueva creencia, aunque sea en una pequeña proporción.

9) Empieza a introducir esta nueva creencia en tu vida a través del lenguaje y pequeñas acciones.

Cuando te hables a ti mismo y cuando hables con los demás emplea palabras relacionadas con la nueva creencia. Y actúa conforme a esta nueva creencia. No tiene que ser de golpe, sino poco a poco. Empieza a tomar pequeñas acciones que respalden la nueva creencia para ir demostrándote a ti mismo que ésta es más real que la anterior.

“Las ideas se tienen, en las creencias se está”
José Ortega y Gasset

Espero que te haya sido de utilidad este artículo. Si ha sido así, compártelo, puede serle útil a alguien mas.