Seleccionar página

MILLONARIOS EN TIEMPO, MILLONARIOS EN VIDA….

Hola, soy Mercedes Medina y hoy te voy a hablar de los verdaderos ricos.

El mayor tesoro y riqueza que podemos tener a lo largo de nuestra vida es la de disponer de nuestro tiempo.

Los Dueños de su tiempo no son obligatoriamente  millonarios, aunque algunos de ellos sí que ganan mucho dinero.

La gran mayoría de personas dueñas de su tiempo, tienen un buen nivel de ingresos y pueden financiar, la vida que quieren vivir. Su principal riqueza es la de poder vivir una vida libre y llena de experiencias, que valen la pena ser vividas.

Para algunos se trata de viajar lo más posible, para otros pasar tiempo con los seres queridos, y para otros dedicarse a lo que les apasiona con libertad. Lo que les diferencia de la mayoría de los mortales, ricos o pobres, es que ellos pueden elegir.

 Se interesan por el dinero y por ganar lo máximo posible con el menor esfuerzo posible . Para ellos el dinero, aunque no es un objetivo en sí mismo, es una herramienta indispensable para vivir la vida que quieren vivir.

  • No dedican energía a acumular riquezas, si el esfuerzo para obtenerlas les quita vida para disfrutarlas.
  • No están obsesionados con la jubilación, porque su trabajo es un placer. Viven la vida y sus sueños hoy, no postergan la vida contando los dias para jubilarse.
  • Tienen buena salud física y mental, ya que no la consumen en intentar acumular pertenencias hoy para disfrutar y cumplir sus sueños en la vejez.
  • Trabajan de una forma inteligente, y también gastan de una forma inteligente priorizando las experiencias de vida.
  • No son perezosos. Son responsables y proactivos en sus negocios, aportando un alto valor a sus clientes.
  • La libertad es uno de sus valores fundamentales.
  • La vida de los dueños de su tiempo, tiene un sentido y un maravilloso sabor. Ellos disfrutan de lo mejor que la vida tiene para ofrecer.

reloj

 Te dejo aqui un cuento precioso para que decidas tu la moraleja….

LA HISTORIA DEL PESCADOR Y EL MILLONARIO

“Un hombre rico, que pasaba sus vacaciones en un pueblito costero, se sorprendió

al encontrarse a media mañana, con un sencillo pescador tranquilamente recostado

sobre su barca, fumando su pipa y con la mirada plácida y perdida en el azul del

mar.

-¿No salió a pescar hoy?- le preguntó.

-Si, y ya pesqué lo que necesitaba – respondió el pescador.

-¿Y por qué no pesca más de lo que necesita?- insistió el millonario.

-¿Y para qué?

-Ganaría más dinero, podría ponerle un motor a su barca, llegaría a aguas más

profundas y pescaría más peces. De esta manera incrementaría sus beneficios, que

le permitirían comprarse más y mejores redes que aumentarían notablemente sus

capturas y con ellas sus ganancias. Enseguida podría comprarse más barcas,

contratar gente y pescar cada vez más, y finalmente hacerse rico como yo.

-Ya veo, ¿y para qué?- preguntó de nuevo el pescador.

-Porque una vez rico podría descansar y disfrutar de la vida-respondió el hombre

rico.

-¿Y qué cree que estoy haciendo ahora?-respondió el pescador.”

Decidir ser dueño de tu tiempo es una gran decisión, no lo vas a conseguir de la noche a la mañana, es algo que requiere una gran labor, mas interna que externa….

Si te gustó, comparte.