Seleccionar página

 ZONA DE CONFORT,

ZONA DE ESTANCAMIENTO….

 

Hola, soy Mercedes Medina y permíteme que te hable de un término cada vez mas utilizado y que a mi me gusta mucho concretar.

“LA ZONA DE CONFORT”

La zona de confort es un estado mental donde nos encontramos cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones.

Nuestra zona de confort nos da abrigo y nos hace sentir seguros. Abarca todo aquello que conocemos, esos ambientes de los que nos sentimos parte y en donde estamos totalmente a gusto. Seguramente piensas que si estás tan a gusto en tu zona de confort, no tiene mucho sentido salir de ella.

Cada persona es diferente a las demás, es por ello que en cualquier nivel socioeconómico puede haber personas en su zona de confort. Puede haber pobres, clase media y ricos, cada cual con su particular zona de confort. La diferencia entre cada persona y su zona cómoda son las aspiraciones y valores de cada cual.

Permanecer en nuestra zona de confort es señal de conformismo, ignorancia, miedos, falta de confianza, falta de nuevas aspiraciones y falta de ambiciones.

Es un aparente estado de comodidad que te lleva a la justificación perfecta para no hacer, no crecer, no arriesgarse y no vivir.

Sin embargo, cuando lo hacemos nos permitimos eliminar nuestras barreras, conocer nuevas personas y vivir nuevas experiencias. Todo esto provoca un crecimiento que nos llevará a tener mayores expectativas, aumentar nuestras habilidades y tener una vida más satisfactoria en todos los sentidos.

También tomaremos conciencia de nuestros retos, miedos y, en general, nuestro lado oscuro. Sabrás que estás pisando este terreno cuando las ideas de cambio te hagan sentir estrés, sientas envidia de quienes ya están en ese punto al que deseas llegar, estés ansioso sobre si lo lograrás o no, trates de poner excusas para no hacer lo necesario y la autocrítica aumente considerablemente, sobre todo ante los pequeños fracasos.

Estamos cómodos en nuestra zona de confort porque nos hemos adaptado a nuestros límites Lo primero que debemos hacer es reconocerlos, darles su importancia y pensar en cómo vencerlos. Acepta que no eres tan perfecto como te gustaría, pero reconoce que puedes llegar a donde desees.

Es importante que aprendamos a aceptar las situaciones que se nos presentan. Cada pequeña acción que llevemos a cabo nos ayudará a ampliar perspectivas.

Salir de nuestra zona de confort nos ayudará a tener una vida más rica en emociones, conocimiento y perspectivas.

También podrás crecer y evolucionar a una mejor versión de ti mismo….

Contáctame y te ayudo a salir de tu zona de confort con un motivo mas que justificado…..

Conseguir tus objetivos.