La queja no aporta nada bueno, es energía negativa que mancha tu presente. En tu día a día, cambia la queja por iniciativa. La queja te hace quedarte estancado en tu realidad negativa.

Vamos a distinguir qué que es estar instalado en  en la queja, que no es una elección de nuestra voluntad,  es un mecanismo automático que poco a poco nos ha ido tomando terreno y no es que nos quejemos, ¡es que no podemos dejar de hacerlo!, la queja nos ha ganado todo el terreno y no somos conscientes de ello, nos quejamos por todo, no contamos ninguna alegría, solo compartimos y pensamos quejas, quejas y más quejas, pues la queja se retroalimenta de si misma, acaba siendo una adicción. Esto es estar instalado en la queja, ¿ te suena?¿conoces a alguien asi?